El cobot, un aliado flexible y versátil en tareas de machine tending

Inteligencia Artificial

El cobot, un aliado flexible y versátil en tareas de machine tending

Publicado hace 1 mes

El cuidado de las máquinas o machine tending, imprescindible para el perfecto funcionamiento de la industria, es una tarea aburrida, repetitiva e, incluso, sucia y peligrosa. Sin embargo, esta labor de cuidado y atención a las máquinas puede llevarla a cabo la robótica colaborativa. Un cobot asegura un perfecto funcionamiento de toda la maquinaria y libera a los trabajadores para que se puedan centrar en tareas de mayor valor añadido.

Del concepto machine tending surgen dos categorías principales. Por un lado, agrupa todas aquellas tareas de asistencia al proceso de fabricación y, por otro, se encarga de la supervisión y el mantenimiento de toda la línea de producción y de las máquinas que la componen. En las tareas de asistencia destacan la alimentación de piezas a la máquina. Además, las tareas de supervisión y mantenimiento se encargan de comprobar que el proceso de fabricación se realiza correctamente, detectar posibles errores y solucionarlos.

El cobot, el mejor socio para el cuidado de la maquinaria
La robótica colaborativa permite llevar a cabo todas estas tareas de machine tending más productivas, de mejor calidad y con una reducción significativa de tiempo. “Al reducir los tiempos desde el inicio de la cadena de montaje hasta la comercialización, junto a la rápida detección de posibles problemas en la línea de producción, se mejorará el rendimiento de la industria”, explica Jordi Pelegrí, country manager de Universal Robots, destacado fabricante de robots colaborativos.

Así, los cobots se pueden encargar de prácticamente todas las tareas de alimentación de máquinas, supervisión y mantenimiento, sobre todo, gracias a la versatilidad de la robótica colaborativa y a su capacidad de compartir el espacio de trabajo con los humanos. Por ejemplo, en el caso de la alimentación de piezas a la máquina, cabe tener en cuenta que es una tarea que requiere de un tiempo de fabricación considerablemente alto. “Tener un operario o un cobot dedicado únicamente a esta tarea hace perder productividad y eficiencia a la empresa. Pero la robótica colaborativa permite programar los cobots de manera que se puedan trasladar y realizar múltiples tareas en momentos distintos. La clave de los cobots en las tareas de machine tending pasa por su flexibilidad y versatilidad, de manera que el cobot está trabajando ahí donde se le requiere”, apunta Pelegrí.

Calidad y la productividad
Los cobots pueden realizar la misma tarea de forma ininterrumpida y hacerla siempre de la misma manera. Así, incorporar la robótica colaborativa en las tareas de machine tending otorga resultados de mayor calidad y permite incrementar la productividad, consiguiendo así mejores resultados.

La capacidad de los cobots de trabajar juntamente con los humanos ofrece una gran versatilidad en los entornos de trabajo. En el caso del machine tending, al abarcar múltiples tareas con características distintas, puede requerir del movimiento del robot por la fábrica. En este caso, los robots móviles son el mejor complemento para mejorar la eficiencia en el cambio de tareas del robot. Sin embargo, dependiendo de las características de la línea de producción, puede no ser imprescindible un AMR para que el cobot realice sus funciones. Todo dependerá del análisis del entorno de trabajo y de la propuesta de automatización que los expertos de Universal Robots consideren en cada caso para optimizar al máximo el uso de la robótica colaborativa.

El gran reto de la robótica colaborativa
Pese a su contrastada utilidad y eficacia en entornos industriales, la robótica colaborativa se enfrenta a un gran reto, tanto en el machine tending, como en la industria en general: su accesibilidad. “Con los cobots hemos eliminado barreras físicas y económicas, pero todavía queda un largo recorrido para automatizar y digitalizar múltiples industrias del país, sobre todo pequeñas y medianas empresas. Para ello, la divulgación y la formación son elementos clave. Pero también lo son la colaboración entre fabricantes y desarrolladores para crear soluciones adaptables a las necesidades de la industria. Solo colaborando entre nosotros conseguiremos dar las herramientas que la industria española necesita para armarse y ser competitiva”, concluye Pelegrí.

© 2022 Industria Digital, Todos los derechos reservados